¿Cómo funciona la técnica WAL?

En el método WAL, se emplea el poder del agua pulverizada para eliminar suavemente las células grasas de su red de tejido conectivo. La punta roma de la cánula de aspiración fina tiene una doble abertura, lo que permite el proceso simultáneo de separación suave  y succión de las células de grasa.

Slide background

Water-jet Assisted Liposuction

Operación con WAL

Ventajas de la WAL

A través del chorro de agua pulverizada, la cánula avanza suavemente sin dañar otras estructuras (canales linfáticos, vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo).

Esto reduce el dolor, la hinchazón y los hematomas. En general, esto conduce a una recuperación postoperatoria más rápida.

Con la WAL es necesaria una infiltración de menores cantidades de líquido y por tanto tiempos de exposición más cortos a diferencia de otras técnicas como la liposucción tumescente. Mayor eficacia y delicadeza con una duración óptima.

Con la pulverización controlada durante la operación, el cirujano puede sentir en cualquier momento la punta de la cánula, controlar sus movimientos y asegurar la eliminación de los depósitos de adipocitos. Esto permite un modelado fino y preciso.

Debido al proceso simultáneo de enjuague y succión, el tejido corporal tiene un tiempo de exposición óptimo al agua pulverizada.

Los conectores y tubuladuras son materiales desechables, de uso único. La grasa se colecta en un sistema cerrado (LipoCollector®).

Debido a su seguridad, se pueden retirar grandes cantidades de grasa con la máxima seguridad y delicadeza


Dr. Nicolás Ruiz Mosquera

Cirugía de lipedema

Buy now